Una de las principales columnas realizada por Consultores de Synergy Advisors.

Las empresas dan su examen

Hoy en día las principales empresas presentan su información financiera al Mercado en base a la Circular 1501 de la SVS. Si bien el formato ha sido utilizado como estándar a seguir por la mayoría de las empresas en Chile (Reguladas y no reguladas), su orientación actual es a entregar una medición de la gestión financiera de la empresa, quedando muchas interrogantes de información para los usuarios que los actuales reportes no proporcionan.

Con la entrada en vigencia en Chile de las IFRS (International Financial Reporting Standards) a partir del 2009, se pretende dar una orientación económica a la información financiera para que las interrogantes señaladas con anterioridad sean despejadas y así puedan ser interpretadas por los usuarios de dicha información (Accionistas, bancos, inversionistas, Gobierno), generando con ello un cambio de Forma y de fondo sobre los actuales informes y reportes. Con ello queda de manifiesto que las empresas deberán proporcionar y  producir información que a la fecha no es proporcionada al mercado con los actuales reportes.

Sin duda, el adoptar las IFRS en las empresas a partir del 2009 genera para ellas una clara oportunidad de reestructurar su información financiera en función de los objetivos. Pero cuidado, porque antes de adoptar las normas nos debemos preguntar si ¿son adecuados los actuales sistemas informáticos y los procedimientos de control interno? o ¿Están claramente identificadas las políticas contables en la empresa?, por ejemplo. Por ello, es necesario que quienes adopten las nuevas normas adopten un plan de convergencia de PCGA chilenos a IFRS orientado a la adopción a través de un período de transición, para luego operar de forma definitiva con las nuevas normas.

En este sentido, las empresas están adoptando posturas similares frente a los cambios que genera esta nueva normativa y frente a los nuevos requerimientos que deben cumplir principalmente con los organismos reguladores, ello al crear una Comisión interna de transición PCGA/IFRS que entre otras funciones:

 - Capacite a usuarios, elaboradores y revisores de la información financiera
 - Evalúe impactos de cambios contables significativos producto del cambio
 - Cree un flujo de retroalimentación constante frente a futuros cambios en las normas

La SVS en sus últimas publicaciones solicita los requerimientos de información financiera mínimos que deberán ser presentados el próximo año por las empresas fiscalizadas. En ella se refleja una clara orientación a las variaciones valorativas, más que de exposición, pero ello en la práctica será algo más complejo de desarrollar para quienes no hayan trabajado hasta el momento en el cambio a IFRS, ya que varía la filosofía en cuanto a la denominación y  clasificación de la información financiera. Entonces, quienes hayan seguido desde lejos este tema, ¿Estarán preparados para la prueba si es que estudian sólo los últimos días? Probablemente un reforzamiento apoyado por expertos pueda mejorar el rendimiento.

Mauricio Celis
Gerente de División de Asesorías Financieras, Tributarias, Contables y Servicios de Outsourcing
SYNAD